Noticias sin confirmar hablan de cuatro civiles malienses fallecidos hoy al estallar una mina anticarro al paso de su vehículo entre Douentza y Gao, en lo que sería el segundo incidente de ese tipo. El Movimiento por la Unicidad y la Yihad de África Occidental ha reivindicado la colocación de la mina y ha anunciado que realizará ataques suicidas. Además, un equipo de desactivación de explosivos francés neutralizó una mina a 100 kilómetros al oeste de Gao.

Mientras tanto, explosivo industrial NITRAM 5 usado en minería fue encontrado en unos sacos de arroz abandonados en un vertedero en la ciudad de Gao. Testigos en varias localidades malienses cuentan que los islamistas se retiraron de forma ordenada ante el avance francés y por tanto se tema que la guerra entrará en una nueva fase con una nueva ofensiva islamista.